Mejore su negocio y cambie el mundo


La responsabilidad social empresarial (RSE), lejos de ser una moda, es una tendencia mundial que promueve la transparencia y la rendición de cuentas de los impactos positivos y negativos de una empresa, así como las acciones para mitigarlos.

Las empresas líderes tienen muy claro que la RSE es una herramienta de gestión empresarial que les permite ser más competitivas en el mercado. La sociedad lo demanda y castiga a aquellas compañías cuyo comportamiento no es ético o responsable, y el consumidor es más consciente del poder que tiene en su decisión de compra.

Por eso, los estudiosos del tema sostienen que esta tendencia tomará mayor fuerza en el corto y mediano plazo en todos los sectores productivos.

Cuando se habla de RSE, siempre se deben pensar en 3 ejes, la triple cuenta de valor: el eje ambiental, el social y el económico.

"La empresa debe alinear toda su estrategia hacia la sostenibilidad. No se trata de realizar acciones de RSE por aparte, sino que su modelo de negocio debe migrar hacia consideraciones sostenibles. Para ello, trabajamos en las dimensiones económica, social y ambiental, bajo un enfoque integral. Desde la dimensión económica nuestras áreas de enfoque son empleo de calidad inclusivo, encadenamientos responsables, gobernanza y productos o servicios responsables. En la dimensión social vemos prioritariamente temas de derechos humanos, prácticas laborales, inclusión social y comunidad. En el área ambiental, nuestro énfasis está en cambio climático, residuos, agua y biodiversidad", explica Pablo Rojas, director de la Dimensión Ambiental de la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED).

AED ha sido un catalizador fundamental en la evolución que ha tenido el entendimiento de la RSE en la región. Junto con otros aliados importantes, lograron desde hace años migrar de un enfoque filantrópico hacia una visión más estratégica de la responsabilidad social.

Mattias Dietrich, director ejecutivo de UniRSE Nicaragua, concuerda con esta visión y agrega que "la RSE ayuda a la empresa a ser mejor, a cumplir sus tareas, la vincula más con sus trabajadores, con el medio ambiente, la ayuda a orientar mejor su trabajo con la comunidad y la motiva a participar más en políticas públicas y en alianzas públicoprivadas".

La sostenibilidad debe ser céntrica en los modelos de negocio de firmas exitosas y lejos de ser accesoria, se vuelve transversal a todas las operaciones de una organización.

"Desde hace dos décadas, esta visión integral de hacer negocios ha evolucionado de manera positiva y ha impulsado el progreso de las empresas, de las comunidades y de Costa Rica", afirma María Paz Ramírez, experta en RSE y gerente de cuentas de la Agencia Nexo Relaciones Públicas y Prensa.

En la región centroamericana grandes empresas lideran este modelo de negocio enfocado en la triple utilidad (financiera, social y ambiental); la mayoría pertenece al sector de alimentos y bebidas y al financiero.

Uno de los ejemplos más destacados y que se ha convertido en el referente regional de la triple utilidad es Florida Ice and Farm Company (Fifco). Esta compañía ha evolucionado desde esfuerzos por reducir al mínimo posible sus huellas ambientales y sociales, hacia la creación de valor.

Una estrategia robusta

"Cuando se habla de RSE o sosteniblidad corporativa siempre se deben pensar en tres ejes, la triple cuenta de valor: el eje ambiental, el social y el económico. En una primera etapa las empresas se enfocaron mucho en lo ambiental y en la interacción con sus grupos de interés, especialmente con sus colaboradores, pero ahora el tema ya ha trascendido un poco más y se habla de derechos humanos, de la importancia de la transparencia, la ética y de tener una gobernanza corporativa", explica Karen Wantland, consultora asociada de CEO ADVISORS para temas de sosteniblidad corporativa.

La RSE migró de un enfoque filantrópico y accesorio hacia una visión más estratégica, en la que se vuelve transversal a todas las operaciones de la organización.

La implementación de la triple utilidad desafía a todo tipo de compañías. Para tener un impacto significativo en el largo plazo, se debe trabajar en una estrategia de negocio robusta que tenga visión integral y en donde estén inmersas las metas y objetivos de negocio, no solo en los aspectos económicos, sino también en el ámbito social y ambiental.

Para alcanzar este equilibrio en las tres dimensiones, la empresa debe consolidar su estrategia de negocio e invertir de manera sostenida en el tiempo, en proyectos ganar-ganar que generen resultados positivos con los públicos de interés de la compañía.

"Otra opción para trabajar una estrategia de RSE en una empresa es iniciar de manera gradual y priorizar el foco del trabajo ya sea ambiental o social; este proceso garantiza la sostenibilidad del negocio y la obtención de su licencia para operar ante todos sus públicos claves: vecinos, comunidades, colaboradores, proveedores y clientes", recomienda Ramírez.

Grandes tareas

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) motivan y marcan la ruta de trabajo del sector empresarial y la sociedad civil, para alcanzar metas específicas en el 2030.

Actualmente, se impulsa un cambio social multisectorial a gran escala, con la finalidad de alcanzar un mayor impacto a partir de una agenda de trabajo común y con la participación de actores de diferentes sectores.

Este proyecto, conocido como Impacto Colectivo, es liderado por la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED), en Costa Rica. Los grandes temas en los que trabajará esta iniciativa, y que son afines a los ODS prioritarios, son Educación de calidad, Alianza para el cuido y la iniciativa Global Apprenticeship Network (GAN), la cual promueve pasantías laborales y otros mecanismos para mejorar la empleabilidad y la inserción laboral juvenil.

Los expertos consultados coinciden en que los retos regionales más importantes consisten en apoyar iniciativas que promuevan el fin de la pobreza, la educación de calidad, el trabajo decente y el crecimiento económico, así como proyectos ambientales para reducir el impacto y los efectos del cambio climático.

Líder en el proceso

Si bien Costa Rica comanda el tema de la RSE en la región, esta forma de hacer negocios se multiplica en Centroamérica gracias a compañías globales y multinacionales que tienen muy arraigada la sostenibilidad en su estrategia de negocio. Además, la información y el ejemplo ahora están disponibles para que empresas locales se motiven a seguir estos pasos y promuevan alianzas que busquen objetivos comunes.

La RSE ayuda a la empresa a ser mejor, a cumplir sus tareas y la vincula más con sus trabajadores.

"El reto pendiente es que las empresas se animen a hacer sus informes de sosteniblidad, a reportar de manera sistemática lo que hacen, a tener un mecanismo de gestión, metas, objetivos e indicadores en relación a la triple cuenta de valor. Lo que no se mide, no avanza y lo que no se comunica no existe", agrega Karen Wantland.

En noviembre del 2017, se presentó el Estudio Multisectorial sobre el Estado de la Responsabilidad Social en Costa Rica. Esta investigación la realizó el Club de Excelencia en Sostenibilidad de España, con el respaldo del Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social Empresarial.

De acuerdo con los datos de esta investigación, en este primer estudio participaron más de 480 organizaciones, de las cuales el 82% son pequeñas y medianas empresas (pymes), 14% grandes empresas y 4% organizaciones no gubernamentales (ONG).

Como resultado general de esta investigación, existe en el país una gran oportunidad de divulgar, compartir y educar a la población sobre qué es la RSE, su impacto y alcance, diálogo con los públicos de interés y rendición de cuentas, entre otros.

"Hay algunas empresas muy avanzadas y muchas que están haciendo esfuerzos en el tema. Destaca cómo algunas iniciativas nacionales e internacionales se han posicionado. Me refiero a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el programa de Bandera Azul Ecológica, que son las dos iniciativas más populares en Costa Rica. El tema de gestión ambiental en lo que tiene que ver con ecoeficiencia y lucha contra el cambio climático también está posicionado. La mayoría de las firmas tienen programas o actividades enfocados en la mejora de la salud de los colaboradores y realizan actividades de formación", detalla Elena Galante, del Clubde la Sostenibilidad en España.

Actualmente solo Costa Rica cuenta con un estudio como este que ha permitido obtener una fotografía del estado de la responsabilidad social en el país. "Con esta información, tenemos la línea base para poder medir la evolución del país en la materia en los próximos años. Falta esta información para el resto de países por lo que carecemos de datos objetivos y concretos a nivel regional", aclara Galante.

A pesar de la falta de datos, los expertos regionales tienen muy claro cuáles son desafíos por enfrentar. Karen Wantland invita a las empresas para que vean más allá: "Que se cuestionen si lo que están haciendo hoy será de orgullo o de vergu?enza para las futuras generaciones, para sus hijos y nietos; si realmente en sus compañías prevalece la ética, la transparencia y el valor por los recursos naturales y su entorno social".

El recordatorio es que vean más allá de las utilidades económicas porque a la empresa no solo la sostiene un estado financiero, sino también el recurso natural que utiliza, el cual es finito e invaluable; la gente con la que trabaja, y el entorno donde opera. Dietrich agrega que lo principal es buscar aliados, pues la RSE es una tarea que no se puede cumplir solitariamente.

Hacer una política siempre transparente, informando sobre sus logros y sus problemas. La firma tiene que sentirse parte de la sociedad, porque no es una isla y la política de RSE tiene que estar integrada en todas las partes de la empresa.

Noticias


  • Noticias

    • Como parte de su programa "La tierra te l... Leer más
  • Noticias

    Con el objetivo de promover cambios de comportamientos, el Pr... Leer más

  • Noticias

    Con motivo de una jornada dedicada al 20 Aniversario de AED &... Leer más


Agenda

Comunicación

La Columna de la RSE

Suscribete a nuestro boletín

Programa de TV

Facebook